Tu perfil Sensodyne

Resumen de los signos

Según lo que nos contaste en la revisión online, tus respuestas se ajustan del siguiente modo a los signos de sensibilidad dental más comunes:

  • Molestias con comidas o bebidas calientes
  • Molestias con comidas o bebidas frías
  • Molestias con ciertos tipo de comidas
  • Molestias con ciertos tipo de bebidas
  • Molestias los días de frío
  • Molestias al lavarte los dientes

Rutina de higiene bucodental

Aquí verás cómo podrían relacionarse las respuestas que diste en la revisión online con algunos de los factores que, con el tiempo, afectan a las causas subyacentes de la sensibilidad dental:

  • Cepillarte los dientes más de tres veces al día
  • Cepillarte los dientes justo tras comer o beber
  • Cepillarte los dientes con mucha fuerza
  • Cepillarte los dientes con un cepillo duro
  • Rechinar los dientes
  • Consumir bebidas y comidas ácidas todos los días

Información útil para ti

La mayoría podríamos hacer más para mejorar nuestra salud bucodental, ¿por qué no empezar hoy? Estos consejos sobre higiene bucodental general son para ti:

  • Sobre la sensibilidad

    La hipersensibilidad de la dentina, o sensibilidad dental, es un condición dental común. Es una afección que puede desarrollarse con el tiempo, como resultado de problemas comunes, como la recesión de encías o el desgaste del esmalte. La mayoría de los casos se dan entre los 20 y los 50 años.

    La sensibilidad dental puede aparecer cuando la parte interna más blanda de los dientes, denominada dentina, queda expuesta. La dentina se sitúa bajo el esmalte y las encías. 

    Miles de canales microscópicos recorren la dentina hasta el centro del diente. Una vez que la dentina queda expuesta, los desencadenantes externos (como las bebidas frías) pueden estimular los nervios dentro del diente, lo que provoca ese característico dolor breve y agudo de la sensibilidad dental.

    Solo un dentista puede confirmar que tienes hipersensibilidad de la dentina. Si tienes problemas dentales, consulta siempre a tu dentista.

    Si padeces hipersensibilidad de la dentina, puedes ayudar a minimizar la exposición de la dentina, cuidar tus dientes sensibles y aliviar las molestias haciendo algunos cambios sencillos en tu rutina diaria de higiene bucodental y en tus hábitos alimenticios. 

    Pregunta a tu dentista por la mejor rutina de higiene bucal para ti. Este te recomendará la mejor técnica de cepillado, la frecuencia y el momento del día. Si el esmalte de tus dientes puede sufrir erosión ácida, pídele a tu dentista consejos alimenticios y pregúntale cuál es la mejor forma de consumir las numerosas comidas y bebidas ácidas de las dietas actuales.

    Además, puedes aliviar las molestias derivadas de la sensibilidad dental cambiando tu dentífrico habitual por uno de uso diario formulado especialmente para los dientes sensibles, como Sensodyne.

  • Ir al dentista

    Te recomendamos que vayas al dentista regularmente para hacerte revisiones periódicas.

    Si tienes molestias o dolor dental, consulta con tu dentista cuanto antes.

  • Consejos sobre cómo cepillarse los dientes

    Cepillarse demasiado fuerte o con demasiada frecuencia puede contribuir a la recesión de encías y el desgaste del esmalte. Con el tiempo, la recesión de encías y la pérdida del esmalte pueden fomentar la exposición de la dentina y la sensibilidad dental.

    Te vendría bien evitar cepillarte los dientes inmediatamente después de comer o beber. Piensa en utilizar un cepillo suave. Te recomendamos que preguntes a tu dentista por la rutina de higiene bucodental más adecuada para ti.

  • Consejo sobre el rechinamiento de los dientes

    Si sabes que rechinas los dientes o si sientes molestias en los dientes cuando te despiertas por la mañana, te recomendamos que lo consultes con tu dentista cuanto antes.

  • Tratamientos blanqueantes y sensibilidad

    El peróxido de hidrógeno, como peróxido de carbamida, es un ingrediente para blanquear los dientes que produce sensibilidad. Pregunta a tu dentista acerca de la sensibilidad si estás pensando en hacerte un blanqueamiento dental.

  • Evitar el desgaste del esmalte

    Con el tiempo, las comidas y bebidas ácidas pueden provocar desgaste del esmalte dental. Entre estas se incluyen las frutas y los zumos de frutas, las bebidas gaseosas, el té o café solo, el vino y cualquier alimento ácido, como el kétchup o los aliños para ensaladas. 

    Para proteger los dientes contra la erosión ácida, habla con tu dentista sobre el mejor modo de consumir comidas y bebidas ácidas y prueba un dentífrico Pro-Esmalte.

Nota: la sensibilidad dental no es frecuente en los niños menores de 12 años. Si te preocupan los dientes de tus hijos, habla con tu dentista.